Lo mejor de Uclés y su Monasterio

A poco más de 100 kilómetros de Madrid se encuentra el municipio conquense de Uclés. Siempre oí grandes halagos hacia este pueblo, en el que destaca su majestuoso Monasterio, y llegó el día de ir a comprobar por mí mismo el atractivo de un lugar con una historia muy particular y que bien merece una visita.

Coincidía que el día de nuestra visita era el mismo en el que daban comienzo las visitas teatralizadas y optamos por esta forma de recorrer el Monasterio con la que quedamos gratamente satisfechos.

Ucles-visita-teatralizada
La visita teatralizada del Monasterio de Uclés, la mejor opción

Uclés y su Monasterio fueron el estandarte de la Orden de Santiago, fundada por Pedro Fernández, su primer maestre, a mediados del siglo XII junto con otros doce. Su misión principal era guardar el Camino de Santiago y expulsar a los musulmanes de la península.

Alfonso VIII, rey de Castilla, donó el convento de Santiago o Castillo-Fortaleza de Uclés y toda la villa a la Orden de Santiago después de la conquista de Cuenca porque la frontera con los musulmanes estaba muy cerca. Posteriormente, por aquello de luchar a favor de los reyes, estos realizaban grandes donaciones a la Orden de Santiago quienes se encargaron de la repoblación y gestión de buena parte de La Mancha.

La visita teatralizada está dirigida por tres actores del grupo de teatro Ágape quienes realizan un recorrido por la historia del Monasterio desde la óptica de “los trece de la Orden de Santiago” con un toque de humor que hace la visita mucho más entretenida, distendida e interesante. Totalmente recomendada por lo que, para no hacer ‘spoiler’, me ceñiré a contar lo mejor del monasterio sin desgranar las sorpresas que acontecen en el recorrido.

Portada-monasterio-ucles
Fachada del Monasterio de Uclés

Cuando la Orden de Santiago, de carácter militar, finalizó su misión de expulsar a los musulmanes, la administración de la Orden pasó a ser responsabilidad de los Reyes Católicos. Por ello, el gran castillo que se alzaba en Uclés se convirtió en un Monasterio allá por 1529, en el reinado de Carlos I. Las obras duraron más de 200 años, de ahí que en su construcción se emplearan varios estilos arquitectónicos, utilizándose piedra de la anterior fortaleza así como de las ruinas romanas de Segóbriga, cercanas a este enclave.

La fachada del Monasterio es una genial obra del arquitecto Pedro de Ribera de estilo churrigueresco y con una gran riqueza de elementos decorativos de gran valor simbólico. Está presidida por la imagen de Santiago Apóstol, como no podía ser menos, y es que Uclés fue considerada durante siglos como la capital de la Orden de Santiago.

Ucles-monasterio-cuenca-claustro
Claustro principal del Monasterio de Uclés (Foto: Shutterstock)

Nada más entrar por la portada encontramos el claustro, que se conserva en un magnífico estado y que destaca por su elegancia y sobriedad. En el lado este, las habitaciones del prior, el refectorio, las cocinas y la biblioteca. En el oeste, todas las habitaciones de los frailes, antes de que fuese seminario y estuviese ocupado en tiempos de guerra. En la zona sur, que es la de la entrada, se encuentra el zaguán -espacio cubierto junto a la puerta de entrada- y en la norte, se encuentra la iglesia que cuenta con dos capiteles de los cuales solamente se conserva uno con el tradicional gallo que representa que no hay que tener pereza y siempre hay que dar los buenos días.

Precisamente hacia la iglesia nos dirigimos donde nos aguarda una nueva sorpresa en este recorrido teatralizado que, como he dicho, no voy a descubrir para que podáis hacerlo vosotros mismos.

iglesia-monasterio-ucles
Vista de la iglesia del Monasterio de Uclés

El Monasterio de Uclés tiene el sobrenombre de “El Escorial de La Mancha” porque uno de los súbditos de Juan de Herrera -quien diseñó los planos del Monasterio de El Escorial-, Francisco de Mora, hizo los planos de la iglesia del Monasterio de Uclés, muy parecida a la de su hermano mayor de la Sierra de Madrid.

Lo malo que tiene el Monasterio de Uclés es su “desnudez” debido a los continuos pillajes, guerras y desamortizaciones a los que, durante siglos, el monumento ha sido sometido por todos los que pasaron por él. Por desgracia, la iglesia es el espacio en el que más se observan dichas acciones como, por ejemplo, en su retablo barroco, quemado en la Guerra Civil.

La iglesia está rodeada de capillas aunque, por lo referido anteriormente, el gran ajuar con el que contaban se ha visto reducido a la mínima expresión. No obstante, el recorrido histórico que protagonizan los actores con sus convenientes explicaciones hace que la visita gane en encanto, a diferencia de si se realiza por libre.

Las capillas han sido aprovechadas para contar la historia de Uclés desde el original asentamiento de la Edad de Bronce, pasando por la ocupación musulmana, la fundación de la Orden de Santiago y su participación en la Reconquista, sin olvidarse de la cercana Segóbriga. También hay espacio para la famosa Batalla de Uclés donde perdió la vida el primogénito del rey Alfonso VI, Sancho, contra los almorávides y cuya muerte supondría tiempo después la separación del Reino de Portugal del de Castilla.

orden-santiago-ucles
Capillas de la iglesia del Monasterio de Uclés destinadas a contar la historia del pueblo.

En el recorrido salen a relucir anécdotas e historias que no tienen desperdicio. Por aquí pasaron artistas como Quevedo -preso aquí en 1621-, Góngora, Jorge Manrique o Velázquez y conquistadores como Hernán Cortés que pertenecieron a la Orden de Santiago. Para ello debían demostrar que eran “Cristianos viejos”, es decir, que eran de sangre pura cristiana y que sus antepasados no venían mezclados de otras religiones. Durante la visita a la iglesia nos encontramos con uno de los citados miembros de la Orden que, para mantener el misterio, no desvelaré en estas líneas.

visita-teatralizada-monasterio-ucles
La visita teatralizada al Monasterio de Uclés está llena de sorpresas que no te puedes perder

Rodrigo Manrique, penúltimo maestre de la Orden de Santiago y padre del poeta Jorge Manrique (el de las coplas) fue quien levantó el asedio de Uclés en compañía de su hijo y de Diego López Pacheco en la Guerra de Sucesión castellana (1475-1479). Precisamente, en dicha afrenta, Jorge Manrique fue herido de muerte en el cercano Castillo de Garcimuñoz y sus restos fueron enterrados en esta fortaleza de Uclés. Y es que todos los maestres y miembros destacados de la Orden se hacían enterrar en este lugar aunque con las modificaciones que ha sufrido a lo largo de los siglos se desconoce la ubicación exacta de los yacimientos.

La visita al Monasterio toca a su fin pero no así el paseo por un municipio en el que destaca su entramado urbano de estilo irregular -típico de una medina musulmana- que nos recuerda la importancia que tuvo para los árabes la antigua “Uklis”. Y es que fueron los musulmanes, a finales del siglo IX, los que construyeron la fortaleza original que más tarde quedó como el monasterio que hoy en día conocemos.

fuente-cinco-canos-ucles
Fuente de los cinco caños. Imprescindible para refrescar nuestra visita.

Después de perdernos por las calles de Uclés con sus continuas subidas y bajadas tocará reponer fuerzas en alguno de los restaurantes del pueblo. La hostería Casa Palacio, de estilo rústico, ofrece una suculenta carta en la que, como no podía ser de otra manera, la gastronomía manchega es la protagonista con el morteruelo, el moje manchego o los duelos y quebrantos como imperdibles si queremos deleitarnos con lo mejor.

Bajamos la calle de las Angustias para cruzar la puerta del agua -una de las entradas de la antigua muralla- y buscar el curso del río Bedija. Antes, sobre todo en estas fechas, recomiendo detenernos en la fuente de cinco caños que hay enfrente del arco y beber de su exquisita agua que nos dará fuerzas para continuar por el agradable paseo que acompaña al río.

paseo-rio-bedija-ucles
Paseo del río Bedija. Uclés.

Si tienes un día para escaparte, Uclés es un buen lugar para desconectar de la gran ciudad y sorprenderte con un paseo por la historia de los que te enriquecen.

Un comentario sobre “Lo mejor de Uclés y su Monasterio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s