20 pueblos bonitos de la Comunidad de Madrid que no conoces

La Comunidad de Madrid tiene 179 municipios, muchos de ellos desconocidos para el gran público pero con un interés cultural, histórico o natural que les confieren un encanto especial. Hoy nos detenemos en veinte de esos pueblos basándonos en experiencias propias. Lugares de los que quizá nunca hayas oído hablar y que tienen algo por lo que merece la pena pasear por ellos. En este momento de restricciones y confinamientos perimetrales en el que los madrileños estamos descubriendo nuestra región, puede venir bien este listado para abrir el abanico de opciones que en nuestra Comunidad las hay y muchas.

1 Robregordo

En el margen izquierdo de la autovía de Burgos, Robregordo se asienta sobre un terreno accidentado en plena Tierra de Buitrago. Destaca la iglesia parroquial de Santa Catalina en la parte más alta del pueblo. Llama la atención la plaza de la Puerta del Sol, donde se encuentra el ayuntamiento, el bar del pueblo y una zona deportiva que sobre todo utilizan los más pequeños cuando llegan en temporada estival. Nos acercamos también a la antigua estación de tren de Robregordo donde uno se llena de tristeza al comprobar el abandono de la zona por el que transitaban los trenes y las vías, aún existentes, de la antigua línea de FF.CC. Madrid-Burgos. Por último, el área recreativa de El Plantío, a las afueras del pueblo, se presenta como un lugar idóneo para pasar un excelente día de campo.

2 La Acebeda

Su propio nombre ya nos da una pista de lo que nos vamos a encontrar. Situado en el entorno de una gran superficie forestal en el centro de la cordillera de Somosierra, La Acebeda es atravesado por numerosos arroyos que dotan al municipio de un encanto especial. Cuenta con varios establecimientos que tienen muy buena pinta para comer y para dormir aunque siempre que hemos querido ir ha sido imposible encontrar acomodo. Destaca la iglesia de San Sebastián, con su característica espadaña, y frente la cual se levanta una fuente de 1945 que emana agua de manantial y que, según reza sobre la piedra, se hizo a costa de Carlos Ruiz, gobernador civil de la provincia de Madrid y personaje que podrá sonarte de calles, plazas y construcciones a lo largo y ancho de la Comunidad.

3 Gascones

El paseo por Gascones no hace justicia a la historia de un pueblo fundado en la Edad Media y que debe su nombre a sus primeros pobladores: ganaderos “gascones” que era como se conocía por entonces a aquellos extranjeros de más allá de los Pirineos. En la Guerra Civil quedó completamente destruido y por ello, durante nuestro recorrido por sus calles irregulares, observamos edificios coquetos pero de reciente construcción. A destacar el ayuntamiento, reformado en 1985, y la iglesia de Santo Tomás Apóstol, restaurado en los años sesenta y del que solamente se mantiene la planta como parte original. Si queréis comer, en Gascones existe una excelente opción, en el restaurante Arandinos Peña Collaspino.

4 Villavieja del Lozoya

Este municipio al oeste de Buitrago parece uno más hasta que paseas por su calles, caminas por sus senderos y te contagias de la amabilidad de sus gentes. En Villavieja del Lozoya pasamos dos agradables noches en la hospedería El Arco, que debe su nombre a un arco mudéjar que se encuentra en pleno comedor. Recorrimos sus calles, donde diferentes paneles te informan de la historia de cada rincón. La iglesia de la Inmaculada Concepción, construida sobre otra de origen medieval, hipnotiza por su encalado y sus formas tan sencillas como singulares. Nos lanzamos por alguna ruta de los alrededores donde pudimos disfrutar de los arroyos que rodean el municipio y de su espectacular entorno natural.

5 Valdemanco

Situado en un pequeño valle enclavado entre la Sierra de la Cabrera y el pico Mondalindo, Valdemanco es de esos pueblos que para recorrerlo hay que estar en buen estado físico. Como nos gusta saber de dónde viene el topónimo de los lugares que visitamos, cuenta la leyenda que un manco llamado Juan Valdés, vecino de Bustarviejo, al verse mermado para desempeñar su oficio, levantó una venta a 5 km de su pueblo a la que todos llamaron “la venta del manco”. Y de ahí, Valdemanco. Un extraordinario lugar para comer un buen asado y disfrutar de la gastronomía serrana, por ejemplo, en El Cerrillo o en La Posada del Grillo. Para bajar la comida, es buena opción subir hasta la zona alta del pueblo, visitar la iglesia de la Virgen del Carmen, pasear por sus calles irregulares en las que te encontrarás con curiosas construcciones y disfrutar de su entorno natural tanto desde arriba como desde el mirador de abajo, donde unas letras que todas juntas forman el nombre del pueblo en granito te recuerdan donde estás.

6 Bustarviejo

A 1.222 metros de altura, tal y como aparece inscrito en la piedra del propio ayuntamiento, Bustarviejo se levanta sobre formaciones de granito en las estribaciones de la sierra de La Cabrera. Es este un municipio donde las nieves son frecuentes en invierno y el frío se hace notar. También es un pueblo que respira vida y que, pese a su situación, ha sido escogido por muchos de los que han decidido huir de la gran urbe en los últimos tiempos. Para pasar el rato y comer bien, la cervecería Bailandera, central de esta marca de cerveza artesana que tiene en la plaza de la Constitución una agradable terraza que en días de sol, se presenta como un espacio inmejorable. Enfrente, la iglesia de la Purísima Concepción es el edificio más sobresaliente de Bustarviejo desde el punto de vista histórico-artístico.

7 Cabanillas de la Sierra

Este es uno de esos pueblos que se empeña en ofrecer su mejor cara al visitante y facilitarle su paseo por la localidad. Nada más entrar en Cabanillas de la Sierra, “Puerta de entrada a la Sierra Norte”, un panel nos informa de su patrimonio histórico, cultural y etnográfico, así como de su magnífico entorno natural, cargado de bellos paisajes y excepcionales vistas de la sierra. El itinerario marcado nos llevará por su ayuntamiento -lugar de rodaje de la serie “Historias de Alcafrán-; la fuente de los Huertos de 1895; un interesante jardín temático en el que descubrir las especiales vegetales más características de la Sierra Norte; la iglesia de San Juan Bautista, del siglo XVII, situada sobre un montículo desde el que se domina todo el valle; y sus cuevas repartidas por todo el municipio y que tradicionalmente se utilizaban como bodegas.

8 Navalafuente

Situado en un entorno privilegiado, Navalafuente se encuentra en el límite sur de la Sierra Norte. Su fuerte es, sin lugar a dudas, las numerosas rutas que hay disponibles alrededor del municipio y que nos acerca a sus arroyos y espacios naturales que lo rodean. Nosotros seguimos la ruta de El Cancho buscando la cascada de su mismo nombre. Desde el cementerio salimos del pueblo buscando el arroyo Gargüera. Según cruzamos su puente y nos deleitamos con el resonar del agua en nuestros oídos, giramos a la izquierda y seguimos el sendero que nos dirigirá ascendiendo entre piedras hasta la cascada de El Cancho, un lugar perfecto para reposar y desconectar el trajín urbano.

9 Guadalix de la Sierra

El famoso film “Bienvenido Mister Marshall” de Luis García Berlanga fue rodado en 1953 en Guadalix de la Sierra. En nuestro paseo por el pueblo encontraremos varios elementos que recuerdan este hecho histórico como el famoso saludo desde el ayuntamiento. Nos llama la atención la iglesia de San Juan Bautista que nos recuerda a la de Torrelaguna en menor tamaño. Este templo quedó notablemente dañado durante la Guerra Civil y actualmente se observan en su exterior diferentes trabajos de restauración. En Guadalix también se encuentra el Puerto Náutico en pleno embalse de Pedrezuela, cuya construcción anegó la ermita de la Virgen del Espinar -hoy ya desaparecida del todo-, y donde en época estival es posible realizar diferentes deportes acuáticos.

10 Torremocha de Jarama

Cuando entras en Torremocha de Jarama un cartel te invita a recorrer el pueblo a pie: “Queremos tener un casco antiguo más rural, descubre y disfruta de nuestros rincones sin coche”. Torremocha es mucho más que el pueblo que se deja a un lado entre Torrelaguna y Patones. Sorprende el cuidado de sus calles, de sus rincones y de su entorno. No es casualidad que su alcalde lleve de forma ininterrupida desde 1979. Una de las joyas del municipio es la iglesia de San Pedro, un templo románico, cuyo origen se remonta al siglo XII o XIII. Su coqueto interior esconde un importante conjunto de pintura mural de la Edad Media. Durante el paseo por sus calles, se observa el reconocimiento a sus vecinos más notables o que las casas llevan el nombre de las mujeres que las habitan. De Torremocha de Jarama también salen exquisiteces como los quesos de autor de Quesería Jaramera o el aceite de oliva Oleofanum.

11 Valdepiélagos

Al nordeste de la Comunidad de Madrid, colindando con la provincia de Guadalajara, Valdepiélagos agrada por su entorno, por la amabilidad de sus gentes y el cariño con el que tratan cada espacio destacado del municipio. Su forma de gobierno también constituye una de sus curiosidades pues son los propios vecinos los que eligen quién aparece en las listas de la candidatura que dirigirá el ayuntamiento. No podemos dejar de destacar su obrador artesano “El Recio – Tahona de las acacias” del que salen maravillas que hacen las delicias de los que somos amantes del dulce.

12 Talamanca de Jarama

De Talamanca ya hablamos por su increíble patrimonio cultural, arquitectónico y arqueológico, siendo el quinto municipio de la Comunidad de Madrid con más Bienes de Interés Cultural y Patrimonial que han sido utilizados como set de rodaje en multitud de películas como Conan el bárbaro, Juana La Loca, Alatriste y series como Curro Jiménez o Águila Roja. Acercarse al Puente Romano y pasar el día en el área recreativa de La Chopera es uno de los planes más recurrentes entre vecinos y gente de los alrededores. Talamanca tuvo su época de mayor esplendor con los musulmanes. Época de la que quedan restos del antiguo recinto amurallado. También impresiona la Cartuja, un edificio que fue construido por iniciativa de los monjes de El Paular y que fue utilizado como almacén de grano y vino.

13 Valdetorres de Jarama

Villa de plano octogonal y de origen romano (siglo IV) tal y como reza un cartel a la entrada, Valdetorres de Jarama cuenta en su término con numerosos vestigios de aquella época y que también guardan a buen recaudo en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares. Su plaza de España, con un enorme escudo del pueblo en el pavimento, aglutina en un mismo espacio el ayuntamiento y la iglesia. La parroquia de la Natividad de Nuestra Señora, cuya construcción data del siglo XVI y XVII, destaca tanto por su fachada como por su torre, ambas de una notable belleza. A Valdetorres vamos de vez en cuando a un establecimiento de comida americana llamado American Ribs famoso en la zona y donde te tratan muy bien.

14 Ajalvir

La Villa de Ajalvir cuenta con un casco urbano cuyas construcciones han tratado de mantener la identidad. En la plaza de la Villa, donde se desarrolla buena parte de la vida del municipio, encontramos su joya como es la iglesia de la Purísima Concepción, del siglo XVIII. Desde el exterior, se observa una construcción tradicional castellana con un pórtico de ocho arcos de piedra bien labrada que confiere a este templo una singularidad con respecto a otros templos de la Alcarria madrileña. Paseando por la plaza, nos topamos con su ayuntamiento y, algo escondida, una inscripción que nos sorprende “2.995.477 mihi emit“. El panel informativo que hay en la plaza nos saca de dudas: “El 31 de diciembre de 1579 el pueblo de Ajalvir entregó en el Consejo de Hacienda de su majestad el rey Felipe II la cantidad de 2.995.477 maravedíes para incorporarse a la corona real española”.

15 Daganzo de Arriba

Este pueblo del Corredor del Henares es el típico que ha crecido en los últimos 20 años a base de chalets y adosados. Sin embargo, sería injusto quedarnos en eso. El casco histórico de Daganzo de Arriba esconde una historia que se han encargado de contar. No hay rincón de este municipio en el que se produjera algún hecho reseñable que no tenga su placa. Es más, tienen un Museo de la Historia de Daganzo para aquellos curiosos que quieran saber más sobre este pueblo que siempre nos gusta recorrer y terminar paseando junto al arroyo del Monte donde nunca faltan los patos. Te sonará el entremés “La elección de los alcaldes de Daganzo” de Miguel de Cervantes, resultado de una mala experiencia del manco de Lepanto en el municipio, en cuya cárcel, actual ayuntamiento, pasó una noche. Todo eso y mucho más es lo que se aprende cuando se pasea por Daganzo, de donde no te puedes ir sin pasarte por Finca El Cine, entre Daganzo y Alcalá de Henares, para disfrutar de la cocina del chef Jonathan Casas, del trato de su personal y de un entorno verdaderamente singular.

16 Pozuelo del Rey

Este pueblo de la Alcarria de Alcalá o madrileña y que apenas supera los mil habitantes se encuentra a cinco kilómetros de Nuevo Baztán. Pasear por él es hacerlo por calles tranquilas en las que destaca el blanco encalado de sus casas. En la plaza de la Constitución se encuentran muchos de los edificios principales del pueblo. Su iglesia de Santo Domingo de Silos, de primera mitad del siglo XVI, desluce un poco por la torre reformada completamente de ladrillo visto y con poco gusto. Lamentablemente no pudimos verla por dentro aunque hablan muy bien de su retablo, de mediados del siglo XVI. Lo mejor de Pozuelo del Rey son sus espacios tranquilos y apacibles para disfrutar de un día de picnic como el Parque Municipal que se encuentra en el cruce de caminos a las afueras; o las inmediaciones de la ermita de Nuestra Señora de la Cabeza a donde se llega por un camino arbolado en ligera pendiente y que esconde también el pozo que aparece en el escudo del pueblo.

17 Campo Real

Me esperaba más de Campo Real aunque solo por su iglesia de Santa María del Castillo, situada en una zona privilegiada en la parte más alta del pueblo, merece la pena. A los pies del templo, un antiguo castillo, se abren unos paseos que lo circundan y en los que quedan restos de la antigua muralla de esta fortaleza. En los márgenes de la cuesta de acceso a la iglesia, se encuentran doce esculturas correspondientes a los Apóstoles. Nos llama la atención su buen estado (desgraciadamente en estos tiempos que corren es complicado ver respetadas esculturas, estaturas, edificios, paneles informativos, etc.) aunque San Pedro ha sido el que ha pagado por todos. Desde arriba se dominan los campos de olivos que rodean el municipio con unas magníficas vistas. Si algo eché en falta de Campo Real es el protagonismo a pie de calle de sus archiconocidos productos (aceitunas, queso, aceite).

18 Navalagamella

Muchos ya sabéis que Navalagamella es uno de nuestros lugares favoritos para una desconexión exprés. A 35 minutos de la capital, no hay persona con la que hayamos ido que no haya vuelto después con un denominador común: el Mesón Gallego. En plena plaza de España, esta pequeña casa de comidas y el cariño de Antonio y María son los grandes culpables de esta predilección por un municipio con un entorno natural envidiable, perfecto para realizar rutas de todo tipo aunque nuestra preferida es la de los molinos del río Perales. El pueblo donde residió el gran torero Antonio Chenel, “Antoñete” y que perteneció a la Tierra de Segovia merece y mucho la pena. No te vayas sin visitar su iglesia de Nuestra Señora de la Estrella del siglo XV y que sufrió los estragos de una Guerra Civil muy presente también dentro del término municipal. A escasos metros de la iglesia, encontramos la fortificación “Posición Calvario”, una construcción defensiva que está muy bien conservada y que te llamará la atención. Además, diferentes rutas alrededor del pueblo te llevarán a otros restos de la contienda como fortines, trincheras, etc.

19 Fresnedillas de la Oliva

A pocos kilómetros de Navalagamella, Fresnedillas de la Oliva ha sido siempre el pueblo por donde hemos paseado después de una comida copiosa y en el que hemos disfrutado de su encanto y sus atractivos. Lo que más llama la atención es la ruta “Casas con Vida” creada por la artista Elena Parlange quien ha utilizado casas de piedra abandonadas para darles una segunda vida por medio de pinturas que representan escenas y oficios tradicionales de la vida del pueblo. En Fresnedillas se produjo un acontecimiento que poca gente conoce. Aquí estuvo la Estación Apollo de Madrid de la NASA y el 20 de julio de 1969 los trabajadores de esta estación fueron los primeros en escuchar la frase de aquellos hombres que pisaron la luna: “Houston, aquí base de la Tranquilidad, el Aguila ha alunizado”. Desde Fresnedillas para el mundo. Hoy, su Museo Lunar recuerda este hecho histórico para esta pequeña villa que perteneció a la Tierra de Segovia como recuerdan algunos paneles que puedes encontrar por tu recorrido, en el que no puede faltar la iglesia de San Bartolomé.

20 Aldea del Fresno

Allí donde el río Perales se encuentra con el Alberche está Aldea del Fresno. Un lugar estupendo para pasar el día con múltiples opciones: visitando el Safari Madrid, un parque de animales que viven en semilibertad y que encantará a pequeños y mayores; disfrutando de la playa del Alberche donde remojarse en la época más calurosa del año; paseando a orillas del Perales en el parque de la Noria, con restos del siglo XII a los pies de la iglesia de San Pedro; o, para los amantes del vino, practicar el enoturismo en un pueblo que forma parte de la Ruta del Vino de Madrid.

Estas son las 20 alternativas que proponemos para descongestionar un poco los pueblos más visitados de la Comunidad de Madrid y que todos sabemos cuáles son. ¿Conoces alguno de estos veinte? ¿Propones alguno que no esté en este listado? ¡Esperamos tus comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s